Mitoledo

Artesanía de Toledo. Taxidermia

Artesanía

Taxidermia

   El arte de disecar los animales muertos para conservarlos con apariencia de vivos, es una actividad muy extendida en Toledo, al ser uno de los puntos cinegéticos más importantes de la Península Ibérica. Los cazadores, son los que en mayor grado demandan el oficio de taxidermista. Tienen y poseen un interés como recordatorio de algunas determinadas piezas "cobradas" en cacerías y monterías. Debido a que uno de los lugares más ricos en recursos cinegéticos se centra en los Montes de Toledo, la mayor concentración de artesanos taxidermistas se da en localidades próximas a los Montes y sus estribaciones.

   Algunos taxidermistas dedican buena parte de tiempo en naturalizar animales, tanto para usos científicos como pedagógicos. Recibiendo piezas de encargo de distintas latitudes, recepcionando las piezas en perfecto estado de conservación.

   La disecación, a primera vista, parece ser sencillísima y fácil de ejecutar, pero no es así, ya que siendo tan variables las especies, las formas también varían, así como la manera de conservar sus pieles o plumas, debiéndose tener por parte del taxidermista, gran habilidad para desollar al animal, a fin de que su piel no sufra deterioro. Además el taxidermista debe conocer las posiciones más habituales para "dárselas" al animal y reconstruir así sus posiciones en el habitat que generalmente frecuenta. Por esta razón, el taxidermista ha de ser también un buen naturalista, si es que se pretende que las piezas lleven ese aspecto realista que necesitan para ser exhibidas o expuestas. Resulta de una importancia suma para una buena naturalización, la disposición de los ojos de los animales, si éstos o aquellos los muestran habitualmente abiertos o semicerrados, así como la expresión del rostro que debe ser reproducida con la mayor exactitud posible; otro aspecto fundamental es la coloración de las extremidades inferiores, los picos de ciertas aves, la posición del rabo; en suma, todos los elementos anatómicos que conformen la especie el tipo de ejemplar.

   Antes de dar comienzo al proceso, el taxidermista se provee de los siguientes utensilios:

  • Escalpelo, navaja o cortaplumas.
  • Tijeras y bisturíes .
  • Pinzas para torcer y cortar alambres .
  • Punzones.
  • Limas de distintos números.
  • Pinceles.
  • Alambre de diferentes grosores.
  • Estopa de cáñamo o lino, así como algodón.
  • Ojos artificiales propios de cada especie.

   Las sustancias que se emplean para la preparación o rellenado de la piel, es decir, para darle la forma originaria, son diferentes para cada tipo de animal, algunas van bien para un determinado género y especie mientras otras le perjudican. El estado de conservación del animal debe ser muy bueno, ya que si tenemos el menor indicio que ha entrado en descomposición o desmaterialización, no debe procederse a la naturalización. Los taxidermistas de la provincia de Toledo, han alcanzado un gran prestigio internacional, llegando en muchos casos a darse una especialización en animales de pelo o pluma.

   En algunos talleres aprovechan las patas de las piezas para perchas, y las cuernas obtenidas del desmogue para realizar lámparas, también ejecutan tallas sobre las astas de ciervo y empuñaduras para armas blancas. Los principales talleres se encuentran en las localidades de Ventas con Peña Aguilera, San Pablo de los Montes, Los Yébenes, Menasabas, Navahermosa y Mora de Toledo.

   Esta artesanía ha tenido un gran auge en estos últimos años, debido a la gran demanda de trofeos de caza procedentes de las piezas cobradas por numerosos cazadores de países europeos. Según palabras de un prestigioso profesional, su oficio debería adoptar el nombre de "Escultor Naturalista", ya que él trabaja adoptando técnicas escultóricas como el vaciado en poliester y cuida mucho el acabado final de la obra.

Taxidermia

wiki
Mazapanes Donaire S.L.