Mitoledo

Artesanía de Toledo. Reposteros

Artesanía

Reposteros

   Los castillos y casas solariegas no eran muy confortables en la Edad Media, por lo que se hacía necesario cubrir sus fríos muros, dividir las grandes estancias y proteger sus entradas con colgaduras, tapices, reposteros, pendones y enseñas.

   Los reposteros, son paños grandes bordados con escudos nobiliarios y que inicialmente se aplicaron para cubrir las acémilas; se transformaron en símbolos para ser colgados en las tiendas de campaña, en los castillos y en los palcos durante la celebración de justas y torneos. El repostero tuvo su apogeo durante la Edad Media. Para su confección se emplearon en un principio pañetes y linos, introduciéndose con posterioridad nuevos materiales como brocateles, sedas y damascos.

   En la actualidad, la mayoría de los reposteros, debido a la importancia, ante todo económica, de emplear estos materiales de alto coste, sobre todo en algunos conventos de nuestra provincia dedicados a esta artesanía, utilizan restos de viejos ornatos litúrgicos. El taller que mayor importancia tiene hoy día, por la variedad y maestría de sus trabajos, es el situado a la sombra del Castillo de Guadamur. Allí Pedro Alonso Cosentino se dedica con gran esmero a la labor de reposteros heráldicos, estandartes y banderas. Los trabajos son confeccionados de forma absolutamente manual sobre bastidor y utilizando motivos y estampas de época.

   La mayoría de los reposteros que ostentan el escudo de una población, cofradías y organismos públicos, que vemos hoy a lo largo y ancho de nuestra provincia, han sam lido de estos talleres, aunque una parte de su producción va a otras provincias e incluso al extranjero.

wiki
Mazapanes Donaire S.L.